Técnicas para que los estudiantes reduzcan el estrés y mejoren su concentración

Students participate in stress-reducing activities.

El estrés es común y en el clima actual de COVID-19, distanciamiento social, uso de máscaras y cambios importantes en las rutinas, todo el mundo siente los efectos del estrés. Los estudios han demostrado que el estrés puede interferir con nuestra capacidad de concentración, impactar el sueño y el apetito, y disminuir nuestra inmunidad, un factor clave para estar y mantenerse saludable. Los consejeros escolares de la escuela inferior, media y superior de la Academia Montverde utilizan una variedad de métodos para ayudar a los estudiantes de todas las edades a manejar el estrés.

Actividades para reducir el estrés

Las técnicas sencillas y efectivas para aliviar el estrés de la práctica de la atención plena, el yoga y la respiración proporcionan a los estudiantes herramientas para ayudarse a sí mismos. Los beneficios que proporcionan estas prácticas son la mejora de la atención, la regulación emocional, una mayor compasión y, lo que es más importante, la reducción del estrés y la ansiedad. Al comprender cómo reacciona el cerebro ante las emociones y las situaciones, los estudiantes pueden controlar y gestionar mejor sus emociones para obtener resultados positivos.

El yoga ayuda a conseguir la atención plena, fomentando los pensamientos sin prejuicios y centrándose en estar en el momento. Para los estudiantes, esto significa no preocuparse por el próximo examen o por el partido que se ha perdido, sino centrarse en inspirar y espirar, notar cómo se siente el cuerpo y calmar los pensamientos de la mente para estar plenamente presentes en el momento. Aunque a algunos alumnos les intimida ponerse en el suelo y cerrar los ojos, al final de la sesión cosechan los beneficios de sentirse relajados pero con energía.

Cómo recuperarse cuando se siente abrumado por el estrés

Otra actividad desestresante eficaz es la técnica 5-4-3-2-1, que utiliza cinco sencillos pasos para reducir los síntomas y ayudar significativamente a controlar el estrés a cualquier edad. Comienza con una respiración profunda. Inspira durante cinco segundos, mantén la respiración durante cinco segundos y exhala durante cinco segundos. Continúa este patrón hasta que los pensamientos se ralenticen.

Una vez que encuentres tu respiración, haz la cuenta atrás para ayudar a enfocar lo que está presente al notar el entorno externo:

  • Nombre CINCO Cosas que ves - Fíjate en el pájaro y sus plumas de colores, en el lápiz con la punta embotada, en una mancha de forma graciosa en la pared -grande o pequeña-, llama o anota mentalmente cinco cosas que veas.
  • Nombre CUATRO cosas que puedes tocar físicamente a tu alrededor - Tu pelo, la hierba, el pelaje de una mascota, una almohada peluda, cualquier cosa que esté a tu alcance - enumera cuatro cosas que puedas tocar
  • Nombre TRES cosas que puedes oír - Escucha el tic-tac del reloj, un coche que pasa, un perro que ladra o la radio que pone música - enumera tres cosas que oigas
  • Nombre DOS cosas que puedes oler - Camina hacia la cocina o hacia el exterior para encontrar una variedad de olores - anota dos olores, uno bueno y otro malo
  • Nombre UNA cosa que puedas probar - Prueba la pasta de dientes, la manzana crujiente, o el zumo de un bocadillo y céntrate en el sabor dulce o salado, frío o caliente, crujiente o suave- apunta una cosa como último paso

Pruebe estos sencillos consejos para centrarse en el presente y reducir el estrés.