La forma del éxito de las escuelas internacionales

En el competitivo entorno escolar internacional actual, tanto en Tailandia como en el resto del mundo, es habitual que el personal docente y muchos directores de centros educativos permanezcan en su puesto sólo dos años. Si bien este mercado competitivo ofrece oportunidades a los profesores de todo el mundo, el resultado puede ser una elevada rotación de personal en muchos colegios.


Con varios Jefes de Andrews International Schools in Thailand (Cognita Group of schools) accumulating over 45 years’ experience, and having recently celebrated the 10, 15 and 20 years’ Long Service of over 50 members of staff, St. Andrews International Schools group is challenging these odds with a fine balance: a group with a lower staff turnover averaging 4-6 years tenure, as well as a stable leadership team who contribute to the continuation of a school’s ethos, direction and teaching excellence.

He aquí cuatro razones por las que creemos que esta estabilidad en el liderazgo (y, por tanto, una mayor permanencia del personal) es importante:

1.  Continuation of the school’s culture and ethos

The essence of any particular school is only what it is because of the culture and ethos that the staff and students live and breathe. When this is defined and continuously embedded into the school, it can serve as a touchpoint for the future development of the school, its’ community and, inevitably, the happiness of its students.

2. La realización de la visión de la escuela

En un estudio realizado en escuelas independientes del Reino Unido por el Education Development Trust, se observó que, entre los líderes y directores eficaces, una dirección y visión claras para la escuela tenían más probabilidades de ser apoyadas y adoptadas por el personal. Esta aceptación esencial, junto con los directores de larga duración que dirigen la aplicación, garantiza que la visión y la dirección futura puedan llevarse a cabo. 

3. Amplio desarrollo de relaciones

Los directores son los pilares de la comunidad escolar y desempeñan un papel fundamental en la integración de alumnos, profesores y padres. Un director de confianza y con muchos años de servicio se convertirá en una cara familiar y un símbolo de estabilidad entre los padres, lo que contribuirá a la satisfacción de los clientes y aumentará la retención de los alumnos. 

Del mismo modo, la familiaridad con la comunidad escolar y su entorno que aporta un largo servicio invita a los directores y al personal a integrarse y colaborar con otras escuelas, empresas y organizaciones benéficas. Estas asociaciones proporcionan mayores vías de acción y colaboración comunitaria para las comunidades de alumnos y padres de la escuela.

4. Una escuela en la que la felicidad genera éxito

En palabras de la profesora y autora Z. Khajayeva: "Sin un alto nivel de confianza y respeto entre todos los miembros de una comunidad escolar, el rendimiento y la felicidad de los alumnos se estancan siempre".

Staff who feel supported by and confident in their leadership and the vision for the school are more likely to believe in what the school stands for and to be happy within their role. If staff feel confident in the ability and knowledge of their Head, innovative ideas will flow, resulting in enhanced learning experiences for all students. Trusted Heads will create happy staff, happy students and a happy school.

En pocas palabras, un equipo de liderazgo de larga data puede proporcionar y entregar una visión clara, mientras que también inculca una cultura que nutre al personal feliz y a los estudiantes exitosos. Las oportunidades de colaboración, cultivo de ideas y autoexpresión aumentan, creando así un entorno en el que los estudiantes pueden sobresalir y descubrir sus pasiones mientras son su verdadero yo. Al fin y al cabo, ¿no es eso exactamente lo que todas las escuelas intentan conseguir?