Mensaje del director de la Academia Keystone (marzo de 2021)

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

"Considero que la principal tarea de la educación es asegurar la supervivencia de estas cualidades: una curiosidad emprendedora, un espíritu invencible, tenacidad en la búsqueda, disposición a la abnegación sensata y, sobre todo, compasión".

These are the words of Kurt Hahn, a famous European educator, spoken around the middle of the last century.  I have written about Kurt Hahn before and I offered a brief analysis of these five qualities then.  In some ways, Hahn is a little like Zhang Boling, one of our legendary Chinese educators.  Hahn’s succinct commentary on ‘the foremost task of education’ is, for me, a classic.  Like all classics, it endures over time, and it remains a classic because it can be adapted easily to the changing circumstances of the present day.   New contexts create fresh insights into these five qualities, and reinvigorate their significance and substance.

Five qualities make a short list.  Inevitably, some things that you or I might consider to be as important as these five, or even more so, have been left out.  So be it.  For now, I am interested in what is in the list, not what is left out.  I am especially interested in the middle three, so I’ll say just a little about curiosity and compassion.  Enterprising curiosity is a feature of KeystoneY nuestros alumnos, profesores y planes de estudio fomentan y ejemplifican esta admirable cualidad. La compasión es uno de nuestros cinco valores compartidos, y predicamos y practicamos esta valiosa virtud de muchas maneras. En nuestra Misión Clave nos referimos a una "emprendedorcomunidad global y diversa" y "compasión" es el primero de los cinco valores enumerados en esa declaración de intenciones.

It is the middle three that might be less common, or at least less commonly understood, in our community.   And it is these three that have special relevance to the situation in which we find ourselves right now, a pandemic of ghastly proportions.  This is how I described these qualities when I first introduced them to you in August 2017, over three years ago, and long before the difficult and dangerous time that we are in now:

Un espíritu invencible
Me encanta la noción de espíritu invencible. Sabemos que los seres humanos tienen capacidades extraordinarias, cuando se les pide, para perseverar, a veces en circunstancias de dificultad inimaginable. Las crisis de los inmigrantes en algunas partes del mundo en este momento son un ejemplo triste pero adecuado de este espíritu. En las escuelas con buenos recursos, como la nuestra, y en las que todos gozamos de privilegios inusuales, tenemos que fomentar la autosuficiencia y la resistencia. Cultivar un espíritu invencible es un entrenamiento admirable para una vida de buen trabajo.

Tenacidad en la búsqueda
La tenacidad es una palabra dura y anticuada. Se refiere a la capacidad que tienen algunas personas de mantenerse firmes, de aguantar y no soltar. Es la cualidad que tienen los perros cuando comen huesos: tenacidad y determinación. Necesitamos esa cualidad cuando buscamos el aprendizaje en todas sus formas, especialmente cuando las cosas se ponen difíciles. Aprender no siempre es divertido. Hay momentos en los que es un trabajo duro. Por eso es tan importante la tenacidad.

Disposición a la abnegación sensata
La autonegación se asocia a menudo con algunos tipos de austeridad religiosa. Algunas personas optan por negarse a sí mismas los placeres de una vida normal. Esto no es lo que quería decir Hahn.  Abnegación sensata nos dice que no esperemos siempre una gratificación fácil o rápida de nuestros deseos. Hay momentos en los que tenemos que esperar y hay muchas cosas por las que merece la pena esperar. Hay otras veces en las que tenemos que darnos cuenta de que negarnos a nosotros mismos puede significar abrir posibilidades y oportunidades para otros.

Pero los tiempos han cambiado. El mundo de hace tres años parece muy diferente. Nuestras vidas han dado un vuelco. Así que, con ese espíritu, permítanme invertir el orden de estos tres temas centrales y tratar de decir algunas cosas nuevas y frescas sobre su relevancia para nosotros en este momento:

Disposición a la abnegación sensata
Algunos de mis colegas llevan un año sin viajar ni ver a sus familias. Yo no me he acercado a un avión ni a un aeropuerto desde que volví a Pekín a finales de enero del año pasado. Eso es una autonegación sensata. Pero acabo de ver este titular de prensa: EasyJet vesobrecarga de reservas de verano 250%. Esto me parece una indulgencia insensible. Por supuesto, muchos se sienten frustrados por los cierres aquí, allá y acullá. Pero necesitamos contenernos durante más tiempo, en el aquí y ahora, si queremos disfrutar de un futuro más brillante, en el allí y entonces. La gratificación que se retrasa se requiere en este momento mucho más que la que es instantánea.

Tenacidad en la búsqueda
One thing we know for sure is that the virus has shown great tenacity in pursuit of us, its host.  We have not shown the same degree of tenacity in pursuit of it.  Yes, we have made extraordinary progress in developing vaccines much faster than expected.  But we have still to show real toughness in distributing these efficiently and fairly across the globe.  Many have shown tenacity in distancing, and masking, and quarantine, but too many have not.  Just as this virus reveals hidden health conditions in individuals, so it exposes latent fault lines in whole societies.  In pursuit of the goal of prevailing against this pandemic, we need more of the tenacity that Hahn advocated.

Un espíritu invencible
He puesto este punto al final porque es muy importante. Es demasiado fácil quejarse y lamentarse. Tenemos tendencia a centrarnos en las malas noticias. Eso es derrotista. Unos 100 millones de personas en todo el mundo se han infectado con el virus. De ellos, alrededor de 2 millones han muerto. Eso es asombroso y terrible. Pero también hay buenas noticias. Unos 70 millones se han recuperado hasta ahora. Eso no se suele celebrar, y es impresionante. Si añadimos a esa cifra las numerosas historias y ejemplos de servicio y sacrificio heroicos, nos damos cuenta rápidamente de que la adversidad puede sacar lo mejor de nosotros. Tenemos un espíritu imbatible, y es imbatible porque es espíritu, algo que no se ve pero se intuye, algo que no se puede destruir físicamente porque es indomable mentalmente. 

Sabemos que son necesarios ahora más que nunca. Ayúdanos a realizarlos y practicarlos.

Con saludos cordiales, 
Malcolm McKenzie, Director de la Escuela

Escrito por

Academia Keystone

Keystone Academy

La Academia Keystone es una escuela innovadora y única en China y en el mundo. Se inspira en las tradiciones de aprendizaje chinas, estadounidenses e internacionales y las entrelaza en un potente modelo de educación bilingüe. Es realmente única en su género en China. El plan de estudios es bilingüe en los años de primaria, con una enseñanza más intensiva en inglés en los cursos de secundaria y bachillerato. Nos centramos en el aprendizaje basado en la investigación, el pensamiento crítico y la resolución creativa de problemas en un entorno intelectual riguroso.