Sistema cabeza-corazón-propio: Cuando el bienestar es más importante que nunca

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

En julio de 1914, en Gran Bretaña, el estallido de lo que se convertiría en la "Primera Guerra Mundial" o la "guerra para acabar con todas las guerras", la población tenía un punto de vista muy diferente al que se convertiría en una cruda realidad. La población británica creía que la guerra "terminaría en Navidad", lo que indicaba que sería una guerra rápida y decisiva y que la normalidad se reanudaría con demasiada rapidez. Lamentablemente, en enero de 1915, era evidente que la esperanza inicial iba a ser sustituida por la angustia y la realidad de que esta guerra, como efectivamente ocurrió, iba a ser mucho más larga y a tener uno de los mayores impactos en el siglo XX.

El propósito de esto es que reflexionemos que en marzo de 2020, cuando la mayoría de las escuelas cambiaron a la enseñanza en línea, había esa esperanza y creencia de que podríamos volver a nuestra actividad pronto - posiblemente lo último sería abrir nuestras escuelas para el próximo año académico en agosto de 2020. Ahora, a medida que nos acercamos a noviembre, con las escuelas aún cerradas y las restricciones sociales a gran escala, es nuestro momento de sentir la angustia y afrontar la realidad de que esta pandemia no se resolverá tan rápidamente como esperábamos. También parece que COVID-19 tendrá un impacto increíblemente grande en este, nuestro siglo XXI.

So where does it leave schools? In both the international and national sector, the tried and tested model of assessment through examinations was not possible, so alternatives had to be found. Online teaching is not the same as face-to-face: teachers have had to be agile in their approach; inquiry-based learning and creative tasks have come into prominence. Parents have had a first-hand experience at the skills that were in the classroom now coming into their living room and we have greatly appreciated their support and feedback. Words that have been rejuvenated in our lexicon before COVID-19 have become even more prominent. Resilience, Courage, Bravery are all ones that we iterate to ourselves, our students and colleagues regularly.

Yet, there is one word, one type of state of mind and one genuine concern that has superseded many elements of the education model that we can currently provide: WELLBEING. Now more than ever is this a priority for schools as we look to support our students, their families, our colleagues and ourselves is the major time of disruption.

En el British School Jakarta (BSJ)Al igual que el resto de las escuelas, el tema del bienestar ha sido prioritario para nosotros en lo que respecta a proporcionar la mejor oferta posible a nuestros alumnos, nuestras familias, nuestro personal y nuestra comunidad. La gran pregunta sigue siendo: ¿qué es el bienestar para una escuela y qué aspecto tiene? Para nosotros, como escuela, ya sea presencial o en línea, es proporcionar un marco a nuestros estudiantes para que se sientan seguros física y emocionalmente (incluso en el aprendizaje a distancia), que podamos proporcionar apoyo y orientación para asegurar que puedan hacer frente y prosperar y ser escuchados y aún más apoyados en cualquier forma que sea necesaria en estos tiempos extraordinarios.

In August 2019, we altered our timetable so that every student in the Secondary School has a thirty-minute wellbeing lesson. In this time, we have used two stellar global providers of innovative and pioneering Wellbeing programmes to ensure that our students can sense that there are depth and meaning to our programme. Since January 2019, BSJ has introduced Compassionate Systems Thinking and Tools with training to both our students and staff. The collaboration has been with the Massachusetts Institute of Technology (MIT) headed by the renowned Dr Peter Senge and Professor Mette Boell. The purpose is to bring better training and meaning to the Wellbeing programme at BSJ. In Secondary School, there is a thirty-minute period a day that is devoted purely to wellbeing. We are also working with the Institute of Positive Education from Geelong Grammar School in Melbourne, Australia, that has created a comprehensive Wellbeing curriculum. In August 2020, we launched the MIT-BSJ Wellbeing Framework for students in Years 7-8-9 (11-14-year-olds). We were not daunted by launching in an online capacity. The anchor of our Wellbeing programme is one that is founded upon a Mandala, four areas that work together in unison to improve ourselves and our wellbeing. The four areas for BSJ are Head – Heart – Self – System.

Todos los niños emprenden un viaje, la mayor parte del cual transcurre en las escuelas. El viaje es en gran medida un niño, o en nuestro caso, nuestros estudiantes que encuentran su camino de la infancia a la adolescencia y de la adolescencia a la edad adulta. Para ayudarles, el primer tema que hemos tratado, utilizando las herramientas de los Sistemas Compasivos del MIT, es "conocerme a mí mismo". Los alumnos, guiados por los profesores, reflexionan y ven su viaje desde su Cabeza - ¿cómo estoy? El corazón, ¿cómo me entiendo a mí mismo y a mis emociones? El Yo: ¿cuál es mi viaje y cómo voy a llegar a él? Y el Sistema - podría ser su propio sistema familiar, el sistema de la escuela o posiblemente su propio ecosistema - ¿cómo le apoya ese sistema y cómo necesita mejorar? Lo que hace es dar a los estudiantes un mayor sentido de comprensión a través de la investigación de sí mismos y, posteriormente, de cómo aprenden.

Mientras esperamos cambios positivos en nuestro día a día, es el momento de tener una mentalidad de crecimiento, de ver cómo podemos mejorar para un mundo que actualmente está siendo perturbado y que tendrá un gran impacto en el futuro de todos nosotros. En lo que respecta al bienestar, simplemente en BSJno hacer nada no es una opción. Nos debemos a nosotros mismos, a nuestra misión y visión y a nuestra comunidad el proporcionar el mejor bienestar para todos nosotros en estos tiempos sin precedentes.

Escrito por

Escuela Británica de Yakarta

British School Jakarta

The British School Jakarta (BSJ) was founded in 1974 with support from the British Embassy to provide an education for internationally mobile students in the city. In 1994, it moved to Bintaro; a 44 acre site that has been constructed to provide a world class education in terms of bespoke teaching and learning in the classroom and facilities that include a 750 seater theatre, sports, musical and language centres.